Follow by Email

lunes, 22 de abril de 2013

"El más terrible de todos los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza muerta."

                                         LA     PUERTA     DE     TOLEDO                                
A la mañanita del siguiente día iba Galana camino de las Camperas, con su cesta al brazo, pensando, no sin inquietud, en las exaltaciones del buen Mateo, que le llevarían de pronto a la locura, si ella, con su buena maña, no lograba contenerle en la razón. Más abajo de la Puerta de Toledo encontró a la Risueña y a otra pobre que pedía con un niño cabezudo. Le dijo su compañera de parroquia que había trasladado su domicilio al Puente, por no poderse arreglar en el rincón de Madrid con la carestía de los alquileres y la mezquindad del fruto de la limosna. En una casucha junto al río le daban hospedaje por poco más de nada, y a esta ventaja unía la de ventilarse bien en los paseos que se daba mañana y tarde, del río al punto y del punto  al río. Interrogada por Galana acerca de Mateo y de su vivienda, respondió que le había visto justo a la fuentecilla, pasado el Puente, pidiendo; pero que no sabia donde moraba. Vaya, con Dios, señora -dijo la Risueña despidiendose.                                                                                                                                            

                                                                                         


                                                                         
                                                                                                                       





No hay comentarios:

Publicar un comentario