Follow by Email

jueves, 25 de abril de 2013

"Lo mejor es salir de la vida como de una fiesta, ni sediento ni bebido."

                                      UNA        PROVISTA        ESPERANZA                  
La poesía puede nacer de la sutileza y justificarse por su temperatura esperanzada.
Sirve para acompañar a lo que no se sabe y nos deja encajada la memoria para que podamos adivinar lo interminable.
La poesía está en este único mundo abanicándolo, cuidando su respiración y remediando sus descuidos, es una paráclita intuición sin advenimiento pensado y por eso aparece en cualquier emergencia.
Vivir la poesía es comprender el aire e inventar el universo de punta a punta de la nada hasta el alma repentina, desde donde el hombre tiene la capacidad última de revelar el canto y su elegía.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario